Balean a un comerciante en otro ataque de la mafia china

INSEGURIDAD

31/05/2015 La Nación

El agresor disparó sin mediar palabra y huyó sin robar nada; el herido había recibido una amenaza hace una semana

Por Gustavo Carabajal

La mafia volvió a atacar. Anteanoche, el dueño de un supermercado fue baleado en el cuello y el abdomen por un desconocido que ingresó en su local de Balvanera y le disparó sin mediar palabra.

Al cierre de esta edición, el comerciante seguía internado en grave estado en la sala de terapia intensiva del hospital Ramos Mejía. El herido, cuya identidad no trascendió, había recibido una amenaza en la que le advertían que debía pagar US$ 100.000 si quería evitar que lo atacaran.

Según fuentes policiales, el violento episodio ocurrió anteayer, minutos después de las 19.30 en el comercio situado en Pasco al 1000, donde la víctima fue atacada por un hombre que iba de acompañante de un motociclista que bajó y disparó en dos oportunidades hacia el comerciante sin mediar palabra, en el cuello y en el abdomen. Luego del ataque, el agresor escapó sin robar nada del lugar.

Los investigadores de la comisaría 18a de la Policía Federal trataban de establecer si el ataque fue pergeñado por algunos de los grupos de la mafia china que operan en nuestro país y se dedican a extorsionar y vender protección a los comerciantes de esa nacionalidad que se radicaron en la Argentina.

Una semana antes, el comerciante había recibido una amenaza escrita en chino y con un número de teléfono local al que debía llamar y comunicar cuándo podían pasar a cobrar el dinero que reclamaba la organización.

Un vecino ratificó la existencia de la amenaza y aseguró que le dispararon sin mediar palabra. Además, el testigo afirmó que el agresor huyó sin robar nada.

“Son cinco los empleados del supermercado y los agresores eran dos, uno de ellos se bajó de una moto y directamente baleó al dueño”, describió el testigo, quien solicitó mantener su identidad en reserva.

Anoche, el comerciante continuaba internado en grave estado y con pronóstico reservado en la sala de terapia intensiva en el hospital Ramos Mejía.

Los investigadores de la comisaría 18a solicitaron las cámaras de seguridad del comercio con el objetivo de establecer si quedó grabado el rostro de los atacantes.

En los ataques realizados desde hace cinco años hasta la actualidad se advirtió un cambio notable en la metodología de las agresiones. Los extorsionadores son de nacionalidad china, pero contrataron mano de obra local para los atentados.

Desde 2010 hasta la actualidad, en los ataques perpetrados por las bandas de la mafia china fueron asesinados por lo menos 35 comerciantes porque se negaron a pagar las cuotas que exigían los extorsionadores..