Informe de dos ONG con el apoyo de la ONU Las mujeres, en riesgo en América latina

FEMICIDIO

31/05/2015 Clarín

Según un estudio, en la región se concentra el mayor número de países con alta tasa de femicidios del mundo.

Los femicidios se concentran en el territorio de América latina y transformaron a la región en una donde las mujeres corren el mayor riesgo de ser asesinadas. Así lo alerta el estudio “Carga Global de la Violencia Armada 2015: Cada Cuerpo Cuenta” que elabora cada tres años Small Arms Survey y Geneve Declaration con el apoyo de Naciones Unidas y que acaba de ser publicado.

De los 25 países con mayores tasas de femicidio -en ellos se acumulan la mitad de todos los crímenes de mujeres del mundo diez son latinoamericanos. Por eso América latina es considerada la región de mayor violencia en contra de las mujeres. Y Honduras, El Salvador y México están entre los cinco países del mundo con el mayor crecimiento en las tasas de homicidios de niñas y mujeres.

El Salvador tiene la tasa más alta de femicidios a escala global con 17 crímenes en promedio anual por cada cien mil mujeres, seguido de Honduras con un índice de 14 femicidios.

En tercer lugar aparece Sudáfrica y en cuarto de nuevo otro país latinoamericano, Guatemala, con una tasa de poco más de diez femicidios. Belice, Venezuela, Colombia, Brasil, República Dominicana y Panamá son los otros países de la región que junto con México se encuentran entre los 25.

Argentina queda afuera: tiene en promedio 1,4 femicidios cada cien mil mujeres asesinadas, la cifra se desprende de estadísticas del Ministerio de Salud y no de un registro oficial que según la ley debería existir desde hace cinco años.

En el análisis por regiones América central, el Caribe y América del Sur están por encima – en ese orden- del resto de las regiones del mundo en cuanto a la incidencia de homicidios violentos de mujeres.

En el otro extremo, Europa es la zona con la menor tasa de femicidios, exceptuando a Rusia que es uno de los países ubicados en el top ten de crímenes contra las mujeres.

Los analistas destacan que aun cuando en América son pocas las regiones en un conflicto armado convencional, exceptuando a Colombia, la presencia del crimen organizado y el narcotráfico es uno de los principales motores en el homicidio de mujeres.

A escala global, los femicidios se redujeron de 66 mil en promedio cada año en 2007 a 60 mil en 2012.

El problema, destaca el estudio, es que esta reducción no es un fenómeno generalizado.

En América latina la cultura machista es el principal problema para frenar la violencia de género, alertaron desde Unasur esta semana.

Desde el organismo se lanzó una campaña para lograr la “igualdad cultural”.