“Peatones sobre ruedas”

CICLISTAS

31/08/2015 – La Nación

Lo que nos ocurre todos los días. 
Por Fernando Rodríguez
| LA NACION
Bien erguida sobre el asiento, y con las manos firmes en el manubrio, la chica, de veintitantos, iba por el medio de Crisólogo Larralde con los auriculares bien calzados en las orejas y de contramano, mientras el semáforo -del que ella sólo podía ver el armazón trasero, y no las luces- habilitaba el paso de los vehículos en la calle transversal. Sólo este cronista se disponía a cruzar, y tuvo, providencialmente, tiempo y espacio para frenar y dejar pasar a la ciclista.
La promoción del uso de la bicicleta ya no sólo como hábito saludable sino como modalidad sustentable de transporte es un beneficio para la ciudad y para sus habitantes; merece el incentivo que se le da, tanto con la ampliación de la red de ciclovías como con el sistema EcoBici.
Pero la aparición de este nuevo actor en las calles exige, además de compromiso personal, normas claras y autoridades que las hagan cumplir. Ver una bicicleta que tenga luz delantera -fundamental en el tránsito nocturno, sobre todo en vías poco iluminadas- es un milagro; así, sin luces, andan entre los autos. La mayoría de los ciclistas se asume como una suerte de “peatón sobre ruedas” al que la ley de tránsito no lo alcanza; son pocos los que respetan, por caso, las prioridades de paso en bocacalles. Y se cuentan con los dedos de una mano los que han sacado un seguro de responsabilidad civil para resarcir daños a terceros. Urge, por eso, convertir a los ciclistas en sujetos con responsabilidad vial.