Plaza de Mayo: aunque sacaron la pared, siguen con el acampe

USURPACIÓN EN PLAZA DE MAYO

09/10/2015 Clarín

Mención Fiscal porteña Claudia Barcia.

Los ex soldados de Malvinas piden iguales derechos que los ex combatientes. Esperan respuestas de Nación.
Pablo Novillo pnovillo@clarin.com

Los ex conscriptos que reclaman ser reconocidos como ex combatientes de la guerra de Malvinas demolieron la construcción que habían empezado a hacer en la Plaza de Mayo. Sin embargo, continuarán con el acampe que iniciaron hace más de siete años, a la espera de una respuesta del Gobierno nacional.
“Ayer nos recibieron asesores del ministro de Defensa, Agustín Rossi.
Nos dijeron que están trabajando pero no nos informaron cuándo habría una respuesta. También nos reunimos con el Gobierno porteño, que se ofreció para mediar”, contó Tulio Fraboschi, presidente de la Asociación Civil Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS).
Se trata de ex conscriptos que fueron movilizados en la guerra hacia las bases militares de la Patagonia, pero que no viajaron a las islas para entrar en combate. Desde febrero de 2008, se instalaron con una carpa en la Plaza de Mayo, en un acampe en el que van rotando unos 400 ex soldados. Reclaman que les den el mismo trato que a los otros ex combatientes, desde los subsidios hasta los reconocimientos honorarios.
Desde entonces, a la carpa le agregaron un mural, baños químicos y hasta una réplica de las cruces blancas del cementerio de Darwin, en Malvinas, que montaron en uno de los canteros de la Plaza de Mayo.
Además, en un par de oportunidades cortaron la avenida Paseo Colón, frente al edificio Libertador, sede del Ministerio de Defensa.
Pero el lunes a la mañana fueron un paso más allá. Cansados de no tener respuestas, empezaron a construir un refugio con ladrillos y cemento. La fiscal contravencional Claudia Barcia ordenó desalojarlos pero la Policía Federal no cumplió.
Y comenzó un nuevo capítulo de la repetida pelea entre la Nación y la Ciudad por el control del espacio público: el gobierno kirchnerista afirmaba que la plaza depende del Estado porteño y el desalojo debía hacerlo la Policía Metropolitana, mientras que en el gobierno macrista insistían con que la responsabilidad de la seguridad en Buenos Aires sigue siendo de la Federal.
De hecho, por orden del Gobierno nacional, la Federal mantiene una custodia permanente en la plaza, junto a las rejas que la dividieron por la mitad. En la Justicia porteña adelantaron que denunciarán a la Federal por incumplimiento de deberes de funcionario público.
Tras una jornada polémica, ante el reinicio del diálogo los ex soldados demolieron el lunes a la noche el tramo de pared que habían llegado a levantar. De todas formas, aseguraron que mantendrán el acampe, que hoy cumple 2.773 días.
La posición de los ex soldados fue criticada por otras agrupaciones de ex combatientes, mientras que el jefe de Gabinete Aníbal Fernández aseguró que no les corresponde el subsidio porque “no participaron” en la guerra. Pero los integrantes de TOAS afirman que la Corte Suprema falló que se debe reconocer como ex combatiente a todo aquel que participó en el conflicto bélico, independientemente de dónde haya estado.

Ex combatientes La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad y giró en revisión al Senado un régimen previsional optativo y excepcional para los ex combatientes que hubieren participado en acciones bélicas en Malvinas.

Tras la demolición. Así se veía ayer el predio donde están los ex conscriptos desde 2008. Gustavo Ortiz