Esta vez le tocó a un caño de gas

DAÑOS

22/10/2015 Página 12

Una caño de gas fue averiado por “maniobras imprudentes” de una empresa privada al servicio del gobierno porteño, que realizaba obras en el barrio de La Boca sin haber solicitado previamente los planos de interferencia, por lo que el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) imputará al Gobierno de la Ciudad y a la firma contratista.

El episodio sucedió un semana después del apagón en Recoleta, Barrio Norte y Palermo provocado por una firma que también trabajaba, de manera tercerizada, para la Ciudad.


El accidente de ayer ocurrió en Almirante Brown 330 por “maniobras imprudentes realizadas por una máquina tunelera de la empresa contratista Aparo al servicio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, detalló Enargas, un organismo dependiente del Ministerio de Planificación Federal.

“Gracias a los esfuerzos de la empresa Metrogas, se han podido efectuar las reparaciones con notable celeridad, con el fin de continuar con la normal prestación del servicio”, dijo el ente regulador. Además anunció que “imputará con sanciones a la empresa contratista como también al Gobierno de la Ciudad por los daños y la obstrucción del servicio de gas natural a industrias y hogares porteños”.

El Ministerio de Planificación detalló que este hecho “se suma a los ya varios incidentes producto de la irresponsabilidad reflejada en no solicitar los planos de interferencias pertinentes a pesar de su obligatoriedad y de la negligencia de quienes actúan con impericia en perjuicio de los servicios públicos brindados a los habitantes de esta ciudad”.

Página/12 reveló en 2009 que Aparo Construcciones S.A. es una empresa que recibió numerosas contrataciones directas del gobierno de Mauricio Macri para villas y escuelas. Se trata de una firma especializada en redes de gas natural, cloacas, agua y viviendas sociales. En ese momento, el entonces presidente de la Comisión de Vivienda de la Legislatura, Facundo Di Filippo, denunció los incumplimientos en obras de gas y cloacas por parte de la empresa. “Pero Aparo demostró tener vínculos políticos muy fuertes, que se ven en la casualidad de tener un abogado de su firma trabajando en la Legislatura para un diputado del PRO”, señaló por entonces Di Filippo en referencia a Fernando de Andreis.

La semana pasada miles de usuarios se quedaron sin luz en el barrio de Recoleta, parte de Palermo y Barrio Norte luego de que una máquina tunelera de la empresa Ibercom, subcontratista de la firma Telmex, perforara dos cables de alta tensión y sin que el gobierno porteño verificara el estado de la obra ni haber pedido los planos de interferencia