Matías Alé, internado tras un escándalo con la policía, su mujer y su suegra

VIOLENCIA DE GÉNERO

04/11/2015 La Nación

El actor fue detenido en Las Cañitas, acusado de tomar del cuello a su esposa; ella dijo que su marido tuvo un pico de estrés y no ratificó la denuncia.
Gustavo Carabajal
Cuando los policías entraron en el departamento del edificio de República de Eslovenia al 1900, en Las Cañitas, encontraron a Matías Alé tomando del cuello a su mujer y a su suegra, al tiempo que las apoyaba contra el piso. Los efectivos de la comisaría 31» intentaron reducir al actor, pero Alé comenzó a tirar manotazos y patadas, aunque sin llegar a pegarle a ninguno de los uniformados.
Según fuentes policiales, habían pasado pocos minutos de las 2 de la madrugada. Y fue el comienzo de una causa judicial contra el actor, de 38 años, por supuestas lesiones y atentado y resistencia a la autoridad.
En el momento del incidente, los efectivos pidieron a las presuntas damnificadas -María del Mar Cuello, de 23 años, esposa de Alé, y Nancy Moller, de 53, suegra del actor- que fueran a la comisaría para radicar la denuncia. Ambas dijeron que irían unas horas más tarde, por la mañana, debido al estado de shock que sufrían.
Lo que en las primeras horas del día apuntaba a un caso de violencia entre un marido exaltado contra su esposa y su suegra por la tarde se convirtió en un incidente provocado por un supuesto brote psicótico del actor, que incluyó episodios de delirio místico.
“Todo lo que dijeron era mentira. Matías nunca me pegó. Tuvo un pico de estrés”, expresó María del Mar ayer por la tarde, cuando abandonaba la clínica psiquiátrica Avril, en Almagro, en la que fue internado el actor luego del escándalo en el departamento de Las Cañitas.
Durante la madrugada, una llamada de un vecino al numero de emergencias 911 había alertado a los policías. La joven les habría dicho a los policías que concurrieron al edificio de República de Eslovenia al 1900 que tanto ella como su madre querían radicar una denuncia.
“Una vecina grabó todo lo que gritaba Matías cuando lo sacaban del edificio y se lo pasó a los medios”, expresó la esposa del actor. María del Mar se refería a una grabación que se difundió en varios portales de Internet y en canales de televisión en la que se podía escuchar a Alé rezando un padrenuestro cuando, entre varios policías, lo retiraban del lugar para subirlo a una ambulancia y trasladarlo a un sanatorio de Palermo.
“No hay denuncia”, dijo el abogado Guillermo Pelozatto, mientras ayudaba a la esposa de su defendido a cruzar la maraña de cámaras y micrófonos en la puerta de la clínica de Humahuaca al 3700.
Según fuentes judiciales, hasta anoche ni la mujer del actor ni la suegra habían ratificado en la comisaría 31» lo suscripto por los policías en el sumario que impulsó la intervención del Juzgado Correccional N° 7, a cargo del magistrado Alejandro Litvasck.
Las mismas fuentes agregaron que ninguna de las mujeres tenía marcas visibles que indicaran que hubieran sufrido una lesión.
Versiones
“Mi hijo nunca le pegó a nadie. Tampoco tuvo ninguna pelea con nadie. Siempre tuvo buena onda”, expresó Helena, la madre de Alé, en la puerta de la clínica Avril, a la que su hijo había sido derivado después de haber estado internado y detenido en el Sanatorio de la Trinidad en Palermo. Allí había llegado minutos después de las 5 en una ambulancia de una prepaga, custodiado por la policía y esposado.
Alé fue atendido por el estado de descontrol que atravesaba. Antes del mediodía, el juez recibió los informes de los médicos sobre el diagnóstico y la recomendación para la derivación a una clínica psiquiátrica. Al revisar las conclusiones de esos estudios, Litvasck dispuso el traslado del actor como paciente y no como detenido. Como mujer de Alé, María del Mar tuvo que autorizar la derivación.
Si bien Cuello dijo que no radicaría la denuncia por lesiones y, como se dijo, no lo había hecho hasta anoche, el actor ya tenía en su contra la causa judicial iniciada por atentado y resistencia a la autoridad, a partir del momento en que no hizo caso a la voz de alto que impartieron los policías al llegar a su domicilio.
Pero este sumario podría quedar sin efecto si los médicos que revisaron al actor llegaran a confirmar que Alé sufrió un brote psicótico por un pico de estrés o por otro motivo, con lo que podría ser declarado inimputable.
Aunque Alé se había casado hace apenas 34 días con María del Mar, oriunda de Villa Carlos Paz, su madre y su suegra no se conocían. Según Helena, ella y Nancy Moller se cruzaron por primera vez ayer, dentro del centro asistencial, donde el actor quedó internado.
Al salir de la clínica psiquiátrica de Almagro, la madre de Alé expresó: “Hace más de un mes que dejé de trabajar con mi hijo. Renuncié. Hace más de un mes que Matías dejó de ser Matías”.
Qué es un brote y cómo se trata
Origen y síntomas
Es una crisis aguda de descompensación psíquica con pérdida del sentido de la realidad que convierte al paciente en alguien peligroso para sí o para terceros. Se traduce en acciones violentas, descargas verbales y conductas totalmente inhabituales, raras. Suele darse en un terreno predispuesto (psicosis crónica previa que evolucione en brotes); puede ser resultado del uso de drogas o ciertos fármacos. Hay otros brotes ligados a descargas emocionales intensas, como crisis de estrés
Atención urgente
El paciente debe ser sacado del medio donde se produjo el brote, ser internado y sedado con psicofármacos, con control clínico y psicológico. Debe mantenérselo dormido al menos por 24 horas. El psicólogo deberá buscar el origen del brote