Investigan a familia por beba que inhaló cocaína

MALTRATO INFANTIL

30/11/2015 Diario Popular

Una beba de diez meses debió ser internada en un sanatorio de Río Negro con una intoxicación producto de haber inhalado cocaína.

A raíz del hecho la policía inició una Investigación sobre la familia de la menor.
Una familia de la ciudad rionegrina de Cipolletti es investigada luego de que una beba de 10 meses tuviera que ser internada por inhalar cocaína.
El hecho ocurrió el jueves, la beba estuvo internada toda la noche y le dieron el alta el viernes al medio día. “Estuvo en riesgo la chiquita, pero afortunadamente evolucionó sin complicaciones. Se le realizaron todos los controles necesarios. De igual modo, se continuará con un monitoreo respecto a su salud”, señaló una fuente hospitalaria.
Lo que se pudo saber es que la madre llegó con su beba en estado de intoxicación al Sanatorio Río Negro y fue internada por una ingesta de estupefacientes. “Fue atendida de inmediato, y se determinó la intoxicación”, dijo el vocero consultado.
Si bien no se confirmó la droga, todo indica que se trata de cocaína.
Al parecer, en un descuido de los padres la beba de 10 meses tomó una bolsita que contenía drogas, la ingirió y eso le provocó una intoxicación.
Un llamado alertó las autoridades judiciales que comenzó la intervención “de oficio” en el sanatorio para luego intentar localizar a la familia de la beba.
Desde el área gubernamental de Promoción Familiar se mostraron muy herméticos a dar información sobre la investigación y adelantaron que recién hoy al mediodía estarán en condiciones de dar detalles sobre la causa.
La Policía Federal tomó conocimiento de) hecho e intervino por la posesión de drogas en el domicilio de la familia ubicado en el barrio Las Calandria. Fuentes sanitarias de la zona manifestaron que “ya intervino Promoción Familiar, que está realizando una investigación sobre el caso para determinar qué grado de responsabilidad tiene la familia y si le cabe alguna sanción”.
“Además, quieren saber si el Sanatorio Río Negro, donde atendieron a la chiquita, cumplió con los protocolos previstos para estos casos”, se agregó. Fuentes policiales manifestaron que “el caso es monitoreado junto a las autoridades judiciales, que definirá los pasos a seguir”