Representantes de 30 etnias piden un ministerio indígena

RECLAMO

31/12/2015 Clarín

Los representantes de 30 etnias de pueblos originarios se reunieron con el presidente Mauricio Macri y le pidieron la creación de un Ministerio Indígena.

De la reunión, concretada en el museo del Bicentenario de la Casa Rosada hace dos semanas, participaron el líder qom Félix Díaz y la dirigente mapuche Relmú Ñanco, de la comunidad Winkul Newen de Neuquén.
El dato saliente, y que se conoció ayer, es que en esa ocasión, Macri se tomó una fotografía con Ñanco, quien el mes pasado había sido absuelta de una acusación por intento de homicidio de un agente judicial en Zapala durante los altercados que ocurrieron en 2012 cerca de esta localidad. La mujer arriesgaba 15 años de prisión. La imagen sorprendió a la propia Confederación Mapuche, que viene manteniendo conflictos territoriales con algunas petroleras que poseen yacimientos en la provincia neuquina. Los mapuches, después de protagonizar un período de paz con Nación, sobre todo durante el primer gobierno de Néstor Kirchner, se volvieron muy críticos con Cristina Kirchner.
La mandataria, dicen, había dejado a su suerte a los pueblos patagónicos que debía enfrentar solos la presión del estado provincial y de las compañías. “Me decían, che, pasaste del banquillo de los acusados a la foto con el presidente”, le relató a Clarín Relmú Ñanco.
Durante el encuentro, los representantes le entregaron al mandatario un petitorio donde se reúnen las principales reivindicaciones de los indígenas en el país. Pero la creación de un ministerio de Asuntos Indígenas es una cuestión central para la comunidad. El proyecto es la constitución de un ministerio en el que queden representados los pueblos originarios.
Sería, explican, un ámbito práctico donde discutir medidas destinadas a su gente. En el marco de su cam- paña electoral, Macri había visitado el acampe que sostenían los qom, pilagá, wichi y nivacle en Avenida 9 de Julio y Avenida de Mayo. Entonces les prometió una reunión amplia después de las elecciones. Con este compromiso en el horizonte se levantó la medida que llevaba cerca de un año. “Nosotros no queremos continuar bajo la violencia a la que estuvimos sometidos en estos años. Queremos abrir el diálogo, entendernos sin atropellos, no queremos volver a ese pasado.
Es lo que le dijimos a Macri y que se haya reunido con nosotros es un avance”, explicó Ñanco. W

Bariloche. Claudio Andrade

Abrazo. Mauricio Macri con Relmú Ñanco, hace 15 días.