Convocan a un “tortazo público” por presunta discriminación a una pareja lesbiana en un bar

DISCRIMINACIÓN 

30/08/2016 – telam.com.ar  

Será frente al tradicional bar La Biela del barrio de Recoleta, por un presunto caso de discriminación cuando dos mujeres se besaban y fueron echadas del local por el propietario que denominó como una “conducta inapropiada”.

Un grupo de mujeres lesbianas realizará lo que llamaron “un tortazo público” frente al tradicional bar La Biela del barrio porteño de Recoleta en protesta por un presunto caso de discriminación cuando dos mujeres se besaban en el interior del local y fueron echadas por el propietario ante lo que denominó una “conducta inapropiada”.
Belén, de 25 años, una de las protagonistas del episodio, dijo que la protesta será el lunes próximo a las 20 donde un grupo de lesbianas se besará frente al tradicional bar situado en Manuel Quintana 596, en pleno Recoleta.
De acuerdo al relato que la damnificada realizó en un grupo de Facebook, estaba con su pareja en el interior de La Biela dándose besos y caricias cuando “se acerca violenta e impunemente un mozo a decirnos que ‘nos tranquilicemos’ y que era inapropiado lo que estábamos haciendo”.
Belén destacó que el mozo la mandó a hablar con el propietario del lugar quien avaló la conducta de su empleado y la amenazó con llamar a la Policía si no se retiraba del lugar
José, encargado de La Biela, precisó que nadie las había echado y que se trató de una situación obscena, de abrazarse y besarse por lo que le pedí al mozo que le dijera que respetaran el lugar”.
César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) afirmó que para enfrentar estos actos violentos de homo-lesbofobia necesitamos la modificación de la Ley Antidiscriminatoria”.
“Vemos que estas clases de episodios están aumentando como también las denuncias que recibimos en la CHA de casos similares. En Argentina hace más de 6 años que existe el Matrimonio Igualitario, y más de 4 años de la Ley de Identidad de Género”, continuó Cigliutti.
Precisó que esta violencia del personal de La Biela y de la policía, “viola las leyes que existen en nuestro país y también la convivencia en la diversidad que costó mucho trabajo y que resultan más acordes al pensamiento del siglo XIII de Monseñor Aguer que a las garantías que tiene que haber en un estado democrático”.
Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA dijo que presentarán la denuncia ante el INADI ya que “criminalizar a nuestra comunidad y expulsarlas de un bar o de cualquier lugar es algo que no puede ocurrir de ninguna manera.