El traspaso de la Justicia deberá esperar hasta el miércoles 05/04

TRASPASO

30/03/2017 – urgente24.com

A causa de la sorpresiva muerte del presidente del Consejo de la Magistratura porteño, Enzo Pagani (47), las autoridades de la Legislatura de la Ciudad decidieron suspender la sesión ordinaria de hoy, en la cual se iba a tratar la sanción de 4 convenios referidos al traspaso de competencias judiciales a la Ciudad.

El tema será tratado el próximo miércoles 05/04, y se descuenta que el PRO consiga los votos. Luego, deberá ser aprobado por en el Congreso. Sin embargo, magistrados y empleados judiciales que se resisten a la iniciativa oficial.

En forma arbitraria y casi ridícula, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, que encabeza Julio Piumato, realiza diversos paros y marchas para rechazar el traspaso.
La Legislatura porteña buscaba aprobar hoy jueves 30/03, el traspaso de competencias judiciales a la Ciudad de Buenos Aires. Para habilitarlo en forma definitiva, el Congreso de la Nación también deberá validar los convenios enviados por el Ejecutivo.
Sobre este último punto, desde la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), advirtieron hoy que el Congreso de la Nación no sólo está facultado a disponer el traspaso de la Justicia Nacional Ordinaria a la Ciudad de Buenos Aires por el Gobierno Nacional, sino que, inclusive, se encuentra constitucionalmente obligado a disponerlo.
El tema iba a ser tratado hoy en sesión ordinaria, en el parlamento porteño, y se descontaba que el PRO conseguiría los votos. Pero a causa del repentino fallecimiento del presidente del Consejo de la Magistratura porteño, Enzo Pagani, ocurrido ayer por la tarde por un paro cardíaco, las autoridades de la Legislatura decidieron posponer la votación hasta el próximo miércoles 05/04.
Pagani era uno de los principales defensores de la iniciativa que busca la autonomía judicial de la Ciudad. De hecho, fue determinante su decisión de acordar con los jueces porteños una liquidación del sueldo desde enero similar al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), con lo cual incluye el título en el básico y subieron aproximadamente un 6% su salario, una de las principales inquietudes de los magistrados por el traspaso.
En concreto, la Ciudad asumirá las competencias de la Justicia Ordinaria Penal, la Inspección General de Justicia (IGJ), el Registro de la Propiedad Inmueble (RPI) y el flamante fuero que regulará las relaciones del consumo.
En este sentido, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), que encabeza Julio Piumato, viene realizando diversos paros y marchas hacia la Legislatura y el Congreso, para rechazar el traspaso.
Piumato sostuvo que las medidas tomadas son “para oponernos al traspaso de la justicia y a la flexibilización laboral que plantea el Gobierno para el ámbito judicial”, a la vez que reclamó a las autoridades “propuestas que tengan que ver con el mejoramiento de la justicia”.
En disidencia con esa postura, el mes pasado el juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart presentó su renuncia a la AMFJN argumentando “profundo desacuerdo con la metodología de protesta”, a la que estimó “impropia para la magistratura máxime que se dirige en contra de un criterio jurídico que ya fue motivo de pronunciamiento por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en los casos ‘Corrales’ y ‘Nisman’ (por los señalamientos del máximo tribunal favorables al traspaso de órbita)”.
El conflicto tiene que ver con el acuerdo firmado, en enero pasado, por Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. Conocido como el programa Justicia 2020, busca la transferencia progresiva de 49 juzgados, vocalías, fiscalías y defensorías de la Justicia penal, con sus respectivos empleados, bienes y presupuesto; la competencia en las relaciones de consumo, el Registro de la Propiedad Inmueble y la Inspección General de Justicia.
En relación a esto, Rodríguez Larreta dijo que “nadie pierde ninguno de sus derechos, ni la obra social, ni la antigüedad, ni los aportes previsionales ni el seguro médico”.