Liniers: clausuran locales truchos con comida en mal estado

CLAUSURA

29/06/2017 – online-911.com – Mención Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 21, a cargo de la Dra Celsa Ramírez.

La policía realizó un operativo en el barrio de Liniers donde se descubrieron depósitos ilegales de mercadería y clausuró locales truchos. Además se encontraron cocinas sin las mínimas condiciones de higiene.

El resultado de los allanamientos fue de casi 250 bultos de indumentaria secuestrada, 60 comercios clausurados y el decomiso de más de 6000 kilos […]

La policía realizó un operativo en el barrio de Liniers donde se descubrieron depósitos ilegales de mercadería y clausuró locales truchos. Además se encontraron cocinas sin las mínimas condiciones de higiene.

El resultado de los allanamientos fue de casi 250 bultos de indumentaria secuestrada, 60 comercios clausurados y el decomiso de más de 6000 kilos de alimentos en mal estado o mal conservados.

Por el caso se detuvo a 8 personas de nacionalidad boliviana.

Sobre la calle Viedma se allanaron los comercios ilegales. Dentro de esos 200 metros linderos a la Estación Liniers, sumado a una Galería, se pudieron encontrar locales sin habilitación y con empleados en negro. Estos empleados, en muchos casos extranjeros, manifestaron desconocer qué era un recibo de sueldo.

En los puestos vendían distintos tipos de indumentaria sin contar con las facturas de compra. Algunas de estas prendas además infringían la Ley de Marcas.

También se clausuraron 3 parrillas y un local de panchos por no contar con las condiciones de higiene y limpieza necesarias para funcionar. Los inspectores pudieron constatar además faltas graves en la conservación de los alimentos, y presencia de excremento de ratas en la cocina y los lugares donde se guardaba la comida.

En algunas de estas cocinas se llegó a encontrar chorizos, chinchulines y otras carnes ya cocidas, guardadas en bolsas sin refrigeración.

También se allanó un galpón ubicado en la calle José León Suárez, a unos pocos metros de la Estación Liniers. Este lugar contaba con un pasillo largo y tenía 25 pequeñas habitaciones que se alquilaban por 700 y 1000 pesos por mes. Algunas se usaban como depósito para guardar la mercadería de los manteros, y en otras se cocinaba y se preparaban comidas en condiciones deplorables. Además vivían personas hacinadas y se realizaban confección de prendas. El lugar estaba lleno de ratas.

En este depósito se secuestraron 90 bultos con: prendas de vestir, papel picado, cinturones, libros, juegos de mesa, artículos de cotillón, juguetes, ropa interior y zapatillas. Además, estanterías metálicas para el armado de puestos, vitrinas, mesas plegables, banquetas, planchas de madera, cartones y changuitos de supermercado.

Por último, a 150 metros del depósito, se allanó una peluquería que funcionaba como taller clandestino.

Los operativos estuvieron a cargo de la División de Contravenciones y Faltas de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, y la Agencia Gubernamental de Control, la Dirección de Higiene y Seguridad Alimentaria, y la Dirección General de Migraciones. Interviene la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 21, a cargo de la Dra Celsa Ramírez.