Cotejan imágenes del Renaper para identificar agresores

DAÑOS

11/10/2017 – Ámbito Financiero – Mención fiscal Lorena San Marco.

Se compararán las imágenes presentadas en la investigación de la Policía de la Ciudad ante la fiscalía contravencional. identificación facial. Dos de los tres sujetos que agredieron a los periodistas tras la marcha, cuyas identidades aguardan ser verificadas por el cotejo que efectuará la fiscalía con el Registro Nacional de las Personas.

La identificación definitiva de los sujetos que agredieron a periodistas tras la marcha realizada el domingo 1° de octubre en oportunidad de cumplirse sesenta días de la desaparición de Santiago Maldonado, se efectuará mediante un cotejo pormenorizado de las imágenes presentadas ante la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas porteña, con los datos del Registro Nacional de las Personas (RENAPER). Hasta tanto este cotejo no se efectúe -trámite que puede demorar algunas semanas- la fiscal Lorena San Marco no dispondrá medidas sobre los sujetos señalados como sospechosos por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Así lo explicaron fuentes del ministerio público fiscal a Ámbito Financiero tras confirmar que ya cuentan con las herramientas administrativas para disponer la realización de esta tarea.

“El reconocimiento facial no es sencillo y lleva tiempo, se hace comparando los rostros de las personas que la policía identificó en las imágenes periodísticas y de las cámaras de seguridad como los presuntos agresores, con los rostros que figuran en la base de datos del RENAPER, pericia que suele arrojar más de un resultado positivo; luego se verifica cada caso para constatar si tuvo proximidad con el hecho y recién se disponen medidas”, explicó una fuente judicial.

Tal como anticipó este diario en sus ediciones del lunes y el martes, a los nombres de los dos sospechosos aportados por la cartera de Seguridad identificados por un trabajo de la División Científica de la fuerza, se le sumó un tercero que fue incorporado este lunes al expediente que tramita en la fiscalía a cargo de San Marco.

Se trata de Alexis Marcelo Lorenzo, conocido en redes sociales como “Alexis Villenueve” quien en las imágenes aparece con lentes negros y campera azul, tras agredir a una periodista de la señal de noticias Crónica TV. Este sujeto se suma a los ya mencionados por este diario y cuyos nombres figuran en la causa: Cristian Vázquez, quien habría actuado -siempre según la pesquisa policial- a cara descubierta aunque con capucha y David Néstor Jabif de Souza. Vázquez sería el sujeto que fue identificado en las imágenes golpeando la cámara de C5N y cuyo registro quedó grabado el momento en que perpetra la agresión contra el trabajador de prensa. En el caso de Jabif de Sousa, es señalado como quien estuvo a cargo de la logística de los disturbios durante la desconcentración de la marcha.

Cabe consignar que el nombre de De Souza había sido identificado por un sitio web de noticias vinculado al kirchnerismo -“El Disenso”- quien publicó una minuciosa reconstrucción fotográfica del accionar de esta persona previo a las agresiones. En un artículo titulado “El Cuidador” el portal lo señala (sin nombrarlo) como quien habría “organizado” a los agresores, impartiéndoles instrucciones. El aludido publicó un descargo en su muro de Facebook donde manifestó que “frente a un medio al que considero compañero y que por error sacan la conclusión hacia mi persona acusándome de organizador de los supuestos infiltrados de la última marcha de pedido de Aparición con vida de Santiago Maldonado” (…) pretende aclarar que “lo único que hice fue sacar a los violentos, tratar de calmar las aguas, hablar con algunos dos o tres palabras para que se calmen y poner como siempre el cuerpo y el corazón frente a la injusticia”. Tras la publicación de este posteo el sitio eliminó el artículo.

La semana pasada la fiscal San Marco ordenó la recolección de evidencia digital registrada por las cámaras de los medios que cubrían la marcha, y por los sistemas de seguridad pertenecientes a edificios particulares y públicos para poder identificar a los responsables de la agresión, a lo que se le suma el informe de las fuerzas de seguridad que ya está en poder de la representante del MPF porteño. La justicia deberá confirmar (o no)las identidades para indagar a los sospechosos del delito efectuado ante los ojos de muchos, incluso, de varios efectivos policiales.