Un hombre pasará ocho días en la cárcel por manejar borracho

ALCOHOLEMIA 

11/10/2017 – TN.com.ar – Mención justicia porteña, fiscal Federico Villalba Díaz.

El conductor fue detenido con 2,11 gramos de alcohol en sangre. Aceptó la condena en un juicio abreviado.
La justicia porteña condenó a ocho días de prisión efectiva a un conductor que manejaba alcoholizado. Se trata de la pena máxima dictada hasta ahora para ese tipo de contravención en la Ciudad de Buenos Aires. El hombre tiene 42 años y la Navidad del año pasado chocó su camioneta en el cruce de la avenida Belgrano y Huergo. Tenía 2,11 gramos de alcohol por litro de sangre.

En un juicio abreviado, el acusado aceptó la condena que había pedido el fiscal Federico Villalba Díaz. “El conductor comprendió el alcance de su accionar y los daños que pudieron ocurrir en casos como este, donde no solamente se encuentra en juego el patrimonio de terceros sino la vida e integridad física de toda la sociedad”, aseguró Villalba Díaz en diálogo con TN.

conductor borracho

Borrachísimo, manejó a contramano y chocó a un auto de frente

Manejaba borracho, chocó y trató de escapar

La Secretaría de Transporte relevó un test de alcoholemia positivo cada dos horas en la ciudad. “Se llegó a una pena ejemplificadora enviando un claro mensaje que es que el alcohol al volante siempre es una combinación nociva con graves consecuencias legales y personales”, señaló el fiscal.

El hombre comenzará a cumplir su condena a fines de octubre en la cárcel de contraventores en el barrio de Pompeya. Además, deberá hacer un curso en la Dirección General de Seguridad Vial de la ciudad y hacerse cargo de las costas del proceso.

En agosto del año pasado, Villalba Díaz había conseguido por primera vez la pena máxima de diez días de prisión efectiva para un taxista de 30 años que perdió el control de su auto y terminó subido a la vereda en la esquina de Bernardo de Irigoyen y Moreno, en Monserrat.
Datos peligrosos

Según información oficial, desde 2016 hasta agosto de este año se registró en la ciudad un test positivo cada dos horas. Conducir con un nivel superior de alcohol en sangre superior a 0,5, el máximo permitido, es la cuarta contravención más recurrente luego del accionar de los cuidacoches, los ruidos molestos y los hostigamientos.

En 2016 verificaron 3.812 casos de conductores alcoholizados, mientras que de enero a agosto de este año hubo 2.186. El barrio más conflictivo es Palermo, donde se dio el 52% de los casos, seguido por Belgrano, con el 16%, y recoleta, con el 7%.