Cayó un 72,9% la venta ilegal porteña 

VENTA ILEGAL

29/12/2017 La Prensa – Mención Fiscalía de la Ciudad, Celsa Ramírez, a cargo de Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 21 de la Ciudad

En un operativo se demolió la feria ilegal ubicada frente a la estación de trenes de Liniers

Según la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en noviembre se detectaron 500puestos de venta ilegal callejera en las áreas relevadas, lo que representa una espectacular baja con respecto a el mismo mes del año pasado.
La venta ilegal callejera en la Ciudad de Buenos Aires cayó 72,9% en noviembre, de acuerdo con un relevamiento realizado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).
Durante el mes de noviembre se detectaron 500 puestos de venta ilegal callejera en las áreas relevadas por la CAC en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo al último informe elaborado por el Observatorio de Comercio y Servicios de la Entidad. Esto representó una baja de 72,9% en relación a la medición de noviembre de 2016 y una suba 1,2% en relación con octubre de 2017.
La baja interanual registrada estuvo vinculada a la reducción de la venta ilegal en las avenidas Pueyrredón y Avellaneda.
Las diez cuadras más afectadas contuvieron al 70% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales, y representaron el 16,9% del total, “lo que sugiere que controlando una pequeña porción de territorio se lograría una reducción significativa de esta actividad ilegal”, indicó la CAC.
La zona de Liniers concentró, en total, 199 puestos, con una participación de 45,8% en el total detectado en avenidas y calles; y la cuadra más perjudicada de toda la ciudad fue la avenida Rivadavia al 11600, donde se relevaron 56 puestos. El segundo lugar fue para José León Suárez al 100, con 45.
Los rubros más comercializados fueron Indumentaria y calzado, y óptica, fotografía, relojería, joyería, que abarcaron el 28,6% y el 19,6% del total, respectivamente.
El principal centro de comercialización ilegal para esas categorías fue la estación Once de Septiembre, entre las Estaciones y Plazas, y Zona Liniers entre las avenidas y calles.
Por otro lado, se registró una caída en los casos de piratería de 0,5% respecto a octubre de 2017, al detectarse un total de 200 ca- sos, mientras que en comparación a noviembre de 2016 hubo una merma de 69,9%.
La zona Liniers y avenida Rivadavia se posicionaron como las principales zonas de venta de productos falsificados.
Dentro del aglomerado del Gran Buenos Aires, se detectaron 232 puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales relevadas en el centro de la ciudad de La Plata, con un aumento de 62,2% respecto al mismo mes del año anterior.
En el mismo lapso, se detectaron 34 puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales relevadas en el centro de la ciudad de Lanús, un 70% más que el mes anterior.
En términos interanuales, en Lanús se observa una baja de esta actividad ilegal que alcanza el 24,4 por ciento.
Por último, en las áreas relevadas de Moreno y Florencio Varela se observaron bajas interanuales de puestos ilegales de 32,1% y 47,4% respectivamente.
DEMOLICION EN LINIERS Las ocho cuadras que estaban ocupadas por puestos de venta ambulante que constituían una ‘histórica’ feria ilegal en las inmediaciones de la estación de trenes de Liniers, fueron liberadas tras la demolición de las estructuras de este predio, en un fuerte operativo que comenzó ayer a la mañana por orden de la justicia, y que no estuvo exento de incidentes y detenciones.
“La fiscalía de la Ciudad recuperó un equivalente al largo de ocho cuadras usurpado por locales que comercializaban mercadería de dudosa procedencia, en las inmediaciones de la estación de trenes del barrio porteño de Liniers”, precisó el organismo.
El procedimiento fue coordinado por Celsa Ramírez, a cargo de la Fiscalía PenalContravencional y de Faltas N~ 21 de la Ciudad, quien a lo largo de este año llevó a cabo distintos operativos de desalojo de los locales de la feria, en los que se registraron incidentes y detenciones.
La feria estaba ubicada a un costado del Ferrocarril Sarmiento, bajo un cruce de la Avenida General Paz ubicado en el límite entre el barrio porteño de Liniers y la localidad bonaerense de Ciudadela, partido de Tres de Febrero.
Los puestos se extendían por la Avenida Rivadavia, Francisco de Viedma y Angel Roffo, y eran estructuras de material de tamaño reducido donde había locales de diversos rubros, como parrillas, bares, kioscos, jugueterías, compostura de calzado, peluquerías, panaderías, verdulerías, entre otros.
Los operativos comenzaron en junio de 2017 cuando se desalojaron los locales de la calle Viedma entre Buera y Madero y de la Estación Liniers entre Viedma y Cuzco, luego siguieron en agosto con dos desalojos, uno de ellos con diez locales en la avenida Rivadavia y otro en el pasaje Roffo entre la colectora de la Avenida General Paz y el bajo puente de autopista; y en octubre se hicieron allanamientos en los depósitos de la calle Carpintero e Ibarrola.
La investigación probó que la empresa estatal Playas Ferroviarias de Buenos Aires alquilaba a comercios particulares parte de las veredas del perímetro de la estación, precisó la fiscalía.

La feria estaba ubicada a un costado del Ferrocarril Sarmiento, bajo un cruce de la avenida General Paz.

En las estructuras de material había locales de diversos rubros, como parrillas, bares y kioscos.