Restos de la casa de Rosas: permiten tareas de apuntalamiento pero la obra sigue clausurada

DAÑOS

09/02/2018 11:31 – Clarin.com – Mención Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental de la Fiscalía de la Ciudad (UFEMA) y  Fiscalía de la Ciudad

Patrimonio
Fuentes de la Fiscalía afirman que recién se levantará la clausura cuando los arqueólogos de la Dirección de Patrimonio terminen de revisar el terreno.


La cisterna hallada en Moreno 550. Así quedó la cisterna de Moreno 550, después de su destrucción. Estas son algunas de las piezas arqueológicas halladas en el terreno de Moreno 550. Habría muchas más. Ahora, la constructora deberá realizar tareas de apuntalamiento de las medianeras de los edificios vecinos.
La obra en el terreno donde aparecieron vestigios de una antigua residencia de la familia Ezcurra donde vivió Rosas sigue clausurada. Sin embargo, permitirán que la constructora termine las tareas de submuración y apuntalamiento para asegurar la estabilidad de los edificios vecinos. Al mismo tiempo, la Guardia de Auxilio de la Ciudad determinó que no hay riesgo de derrumbe inminente.
La polémica empezó a fines de diciembre, cuando apareció una cisterna de una residencia del siglo XVII en la obra de Moreno 550. Inicialmente, el equipo de arqueólogos de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la Ciudad pudo trabajar, extrayendo algunas piezas. Pero el 27 de diciembre, cuando volvieron al lugar, encontraron que la cisterna estaba destruida. Los responsables de la construcción afirmaron que el área no estaba vallada y que uno de los arqueólogos les había dicho que, después de que extrajeran las piezas de interés, la obra podría continuar.
El 28 de diciembre, la obra fue clausurada pero siguieron trabajando. Hasta el martes pasado, en que la Fiscalía de la Ciudad ordenó una inspección, ratificó la clausura y ordenó vallar el predio para que no se pueda ingresar.
El director de la obra, José Kohon, en ese momento advirtió: “Seguí la obra porque estaba instalando dos filas de columnas para apuntalar las medianeras de 10 metros de alto de los edificios linderos, que ya tienen fisuras. Si no continuamos, hay riesgo de derrumbe. Hago responsables a los que ordenaron la clausura por cualquier cosa que pueda pasar”.
Ayer, por orden de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental de la Fiscalía de la Ciudad (UFEMA), los expertos de las direcciones de Emergencias y Guardia de Auxilio y de Fiscalización y Control de Obras de la Ciudad, fueron a evaluar la situación junto a personal de Defensa Civil. En su informe, señalaron que no hay peligro de colapso inminente, aunque sí detectaron algunos problemas en las medianeras de los edificios linderos y confirmaron que deben ser apuntaladas. Por eso, la fiscalía le pidió a Kohon que le presente un plan de trabajo a la Guardia de Auxilio para solucionarlo.
“Estamos presentando el mismo plan de contingencia que veníamos llevando adelante cuando nos clausuraron la obra -afirmó esta mañana Kohon-. Como estábamos haciendo una excavación para construir dos subsuelos, hicimos la submuración de las medianeras de los edificios vecinos. La tarea consiste en llevar esas paredes seis metros para abajo y hacerles un anclaje hacia el terreno vecino, para darles rigidez y que no puedan ceder. Pero el trabajo no está terminado ni seguro hasta que se construye la losa que las contenga y eso es lo que teníamos que hacer ahora”.
Fuentes de la Fiscalía de la Ciudad explicaron que esos trabajos se harán bajo supervisión del Gobierno porteño. Y que no se va a levantar la clausura de la obra hasta que los arquitectos de la Dirección de Patrimonio terminen de revisar el terreno. Es que, según trascendió, en el lugar habría más cisternas y numerosos elementos de valor histórico. Por otra parte, en la Fiscalía afirman que continuarán impulsando el juicio a la constructora por el delito de “daño agravado”.
A principios del siglo XIX, en Moreno 550 estaba la residencia de los Ezcurra, padres de Encarnación y suegros de Juan Manuel de Rosas. Según narra el historiador Alfredo Taullard en “Nuestro antiguo Buenos Aires”, el propio Rosas vivió en esa casa durante más de 15 años. “Era, por así decirlo, la verdadera residencia gubernativa, cuenta.
Rosas gobernó la provincia de Buenos Aires desde 1829 a 1832 y desde 1835 hasta su derrota en la batalla de Caseros, en 1852. En ese momento, la casona fue confiscada y, según Taullard, continuó sirviendo de residencia al gobernador de Buenos Aires hasta su traslado a La Plata, ocupándola después el Correo hasta 1901”.
La cisterna hallada en Moreno 550. Así quedó la cisterna de Moreno 550, después de su destrucción. Estas son algunas de las piezas arqueológicas halladas en el terreno de Moreno 550. Habría muchas más. Ahora, la constructora deberá realizar tareas de apuntalamiento de las medianeras de los edificios vecinos.
Patrimonio Juan Manuel de Rosas obra