Los taxistas en guerra: cómo opera la banda de los “caza Uber”

UBER

15/07/2018 – TN.com.ar

Un informe de Periodismo para todos mostró cómo persiguen, intimidan y agreden a los conductores de la aplicación.

En lo que va de 2018, ya se registraron más de 650 denuncias de ataques.
Un informe de Periodismo para todos mostró cómo persiguen, intimidan y agreden a los conductores de la aplicación. En lo que va de 2018, ya se registraron más de 650 denuncias de ataques.

Disparos con armas de aire comprimido, removedor de pintura y cubiertas rotas son parte del modus operandi de los “caza Uber“, un grupo de taxistas que está en guerra contra los conductores de esta aplicación. Desde que la Justicia declaró este servicio como ilegal, los tacheros no tardaron en unir fuerzas para combatirlos, ya que siguen operando en la Capital Federal. En un informe de Periodismo para todos, se muestra el detrás de escena de esta cacería, que parece no tener fin.”Disparan y rajan”, “Siempre que uno sale piensa si hoy es su turno”, “Tengo miedo a que me ataquen”. Los testimonios de los choferes de la app parecen estar unidos por el mismo hilo: la desidia y el temor de ser los próximos. Los conductores de Uber están cada vez más atentos porque saben que la ira de los taxistas está latente. Desde pedirles a los clientes que se sienten adelante para camuflar el servicio hasta evitar ciertas zonas “calientes”, en donde otros compañeros les advirtieron que se registraron incidentes. Las tácticas varían, pero nunca aseguran una eficacia completa.En lo que va del año, se hicieron más de 650 denuncias sobre ataques de los “caza Uber“, que muchas veces incluyó a particulares que no tenían ningún tipo de relación con la plataforma o eran conductores de Cabify, una aplicación similar pero que está habilitada para operar en la Argentina.En diálogo con PPT, uno de estos choferes -que no reveló su identidad- contó que fue víctima de esta cacería. “Dejé el auto en la puerta de mi casa y a las pocas horas tenía las ruedas y todos los vidrios rotos”, explicó en el ciclo conducido por Jorge Lanata. A su vez, detalló que le tiraron removedor de pintura en todo el capó.Esa misma estrategia utilizaron contra un conductor de Cabify que ya fue atacado dos veces. A pesar de tener los papeles al día, no fue la excepción de las agresiones. Para estos choferes los hombres que están detrás de los ataques son los que conforman la asociación “Taxistas Unidos”. Su titular, Marcelo Boeri, está al tanto de la persecución, pero prefiere apuntarle al Gobierno por la falta de respuestas. “Uber es una empresa patotera y corporativa que llegó al país fraudulentamente”, aseveró en PPT. Dos meses antes que la empresa arribara al país, los taxistas ya se habían organizado para “marcar la cancha” y evitar que funcionen. Según Boeri, la responsabilidad detrás de estos ataques la tiene la Secretaría de Transporte, que “está compuesta por gente incompetente”. Y obligó a que los conductores tengan que “pelear de manera independiente”.Con respecto a la base de datos que muchos choferes de Uber denunciaron, Boeri no niega esta información. Sino que confirma que crearon un listado para “ayudar a la denuncia”: allí figuran las patentes y características de los perseguidos. “Con eso saben quién es el dueño y hasta donde vive”, había señalado uno de los choferes de Cabify.”Yo lo vengo advirtiendo hace rato, va a suceder algo trágico”, adelantó el dirigente de Taxistas Unidos. Y así condimenta más la teoría que, en medio de la disputa legal, esta batalla está lejos de tener un fin.