Tras la muerte de Ruth, vuelve la polémica por los animales del ex Zoo

MALTRATO ANIMAL

16/07/2018 – Clarín – Mención Fiscalía de la Ciudad.

La rinoceronta iba a viajar a un santuario en Sudáfrica. Otros ejemplares siguen esperando mudarse. 

La muerte de la rinoceronta Ruth, a quien una infección generalizada le quitó la vida el sábado, volvió a generar polémica e inquietud por los traslados de animales del ex Zoo porteño, al que buscan convertir en Ecoparque. Agrupaciones protectoras de animales se manifestaron a través de las redes sociales y ante las puertas del Zoo, en donde volvieron a reclamar que se aceleren las mudanzas.

Ruth iba a ser llevada a un santuario en Sudáfrica, donde nació hace 24 años, pero su salud se deterioró en forma irrecuperable.

“El Ecoparque porteño informa que esta tarde murió la rinoceronta llamada Ruth, a causa de una infección generalizada”, explicaron en un comunicado el sábado por la tarde, y agregaron:

“El equipo de cuidadores y profesionales veterinarios del Ecoparque trabajó intensivamente para combatir la enfermedad que padecía Ruth, que en las últimas 48 horas empeoró hasta ingresar en un cuadro irreversible”.
La impaciencia y el temor a que los animales corran la misma suerte que Ruth, se traducen en protestas a través de las redes sociales y también frente a las puertas del Zoo, protagonizadas por entidades protectoras de animales y organizaciones que se oponen al encierro.
En el predio de Palermo todavía quedan 865 ejemplares, algunos de ellos grandes y exóticos, por lo que la mudanza es más complicada aún.
A diario, en el parque, que está cerrado al público y apenas admite visitas de colegios y otros paseos previamente pactados, se ve a los cuidadores y veterinarios trabajando en ensayos que consisten en enseñarles, por ejemplo, a entrar y salir de las cajas o jaulas en las que emprenderán los viajes.
Atze y Barolina, dos osos pardos de 24 años que fueron donados por la alcaldía de Berlín, Alemania, son ejemplo de ello. Serán derivados a The Wild Animal Sanctuary, en Keenesburg, Estados Unidos, un sitio que cuenta con 720 hectáreas de praderas.
Aún no hay fechas claras para el traslado de los animales más grandes.
Sí se sabe que entre los más pequeños habrá mudanzas durante esta semana y la próxima.
Según informaron a Clarín fuentes del ex Zoo, para dentro de un mes está previsto el traslado de unos 100 animales. Respecto a tres lobos marinos que se irán a Brasil en los próximos días, descartaron que fueran a ser destinados a shows, como sostuvieron en las protestas de este domingo.
“Puede ser que hagan exhibiciones educativas y que sigan entrenando, algo necesario para que los animales tengan buena salud”, dijeron.
Los que están judicializados son la orangutana Sandra y la elefanta Mara.
Sandra, después de varias idas y vueltas, pudo ser sometida a una batería de estudios necesaria para evaluar si es factible trasladarla al “Center for Great Apes” (Centro para Grandes Simios) en el estado de Florida, Estados Unidos. El problema fue que, para hacerle los exámenes, había que sedarla, algo que finalmente fue autorizado este año.
Tanto Mara como las otras dos elefantas, Kuki y Pupi, tienen sus propios abogados. La Fiscalía de la Ciudad aceptó como querellante a la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA), que denunció maltrato animal.
La Asociación también representa a la orangutana Sandra.
Mara es asiática, tiene 53 años y podría viajar al Mato Grosso, en Brasil, entre fines de 2018 y principios de 2019. Su destino será Elephant Voices, un santuario con casi 1.200 hectáreas, ubicado en la localidad de Chapada dos Guimaraes. Tendrá que recorrer por ruta durante 72 horas.
Según informaron a Clarín fuentes del parque, cada traslado necesita un proceso muy detallado sobre todos los movimientos que se realizan.
Una investigación determinó que pueden ser hasta 190 pasos o trámites los que se llevan a cabo para cumplir con el protocolo de traslado. En 2016 había 1.314 animales y la idea es llegar al final del proyecto, que podría ser en 2023, con 300.

Irreversible. Pese a los esfuerzos, no pudieron salvar la vida de la rinoceronta Ruth en el ex Zoo.