Se patinó en una vereda enjabonada hace 8 años y ahora deberán indemnizarla con $ 88.000

CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

30/07/2018 Clarin.com – Nota

Vía pública
La mujer, que sufrió una fractura, logró el resarcimiento después de una larga batalla judicial.


Las veredas de la Ciudad entrañan sus peligros, especialmente cuando están enjabonadas. Foto: Jorge Sánchez Los frentistas son responsables del estado de su vereda. Foto: Jorge Sánchez La responsabilidad por el estado de las veredas es del frentista. Foto: Hernán Rojas
Las veredas porteñas a veces pueden funcionar como trampas, especialmente cuando las lavan por las mañanas. Eso es lo que le pasó a una vecina porteña, que se resbaló en una vereda mojada y enjabonada y se fracturó una rodilla. Ahora, después de ocho años de batalla en los tribunales, la Justicia de la Ciudad ordenó que la indemnicen con $ 88.000 por daño moral y psicológico, incapacidad física y gastos de movilidad y terapéuticos.
El fallo está firmado por el titular del Juzgado Nº 13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Guillermo Scheibler, quien hizo lugar parcialmente a la demanda de una vecina contra el consorcio de copropietarios responsable de la vereda.
El incidente ocurrió el 12 de febrero de 2010, cuando cerca de las 9.30 Norma González caminaba por la avenida Rivadavia, en el barrio de Balvanera. Al llegar al 3134, donde hay una perfumería, notó que en la vereda había «abundante detergente y espuma» y que, además, se trataba de un terreno irregular por el tipo de baldosa que había colocada. Por eso, según declaró ante la Justicia, procuró pasar por un lugar que no estuviera «tan espumoso e irregular», pero se patinó y cayó al piso.
González relató que una mujer que caminaba en sentido contrario y la intentó ayudar notó que tenía la pierna izquierda «fuera de lugar». Entonces le pidió al dueño de la perfumería que llamara una ambulancia. Este al principio se negó, pero finalmente lo hizo.
El SAME trasladó a González al hospital Ramos Mejía, donde le diagnosticaron fractura de rótula de la rodilla izquierda. Debido a esta lesión, que en su caso no admite cirugía porque sufre problemas cardiovasculares, la mujer debe recibir sesiones de fisioterapia y kinesiología por tiempo indeterminado.
El juez Scheibler consideró que se encuentra debidamente acreditado que al momento del accidente sufrido por la accionante, la vereda a la altura de Rivadavia 3134 se encontraba mojada y enjabonada, lo que da cuenta del incumplimiento por parte del propietario frentista de lo estipulado en la ordenanza 33.581, que establece que las tareas de lavado y barrido se efectuarán sin entorpecer ni molestar el tránsito de los peatones y entre las 22 y 9″.
El magistrado determinó que «el consorcio frentista no arbitró los medios adecuados tendientes a asegurar la circulación de los peatones en la calzada que se encontraba bajo su guarda.
Por eso, Scheibler condenó al consorcio y a HDI Seguros SA a indemnizar a la mujer con $ 88.000. Al mismo tiempo, desestimó un reclamo contra el Gobierno de la Ciudad, ya que consideró que la responsabilidad por el estado de las veredas es del frentista.
El juez concedió una indemnización por incapacidad física sobreviviente por $ 40.000, basándose en la pericia médica, la edad de la actora, su situación personal, familiar y laboral. También fijó en $ 26.000 la indemnización por el daño psicológico sufrido. Y en $ 7.000 el resarcimiento por los gastos de movilidad, terapéuticos futuros y de medicamentos.
Con respecto al daño moral sufrido por González, Scheibler estimó que los dolores y padecimientos que la actora ha debido soportar a raíz de las consecuencias producidas por el accidente -por el dolor, por el hecho de no haber podido ser intervenida quirúrgicamente, y por tener que someterse a numerosas sesiones de kinesiología- justifican otorgarle la suma de pesos $15.000.
Las veredas de la Ciudad entrañan sus peligros, especialmente cuando están enjabonadas. Foto: Jorge Sánchez Los frentistas son responsables del estado de su vereda. Foto: Jorge Sánchez La responsabilidad por el estado de las veredas es del frentista. Foto: Hernán Rojas
Ciudad De Buenos Aires Accidente