Murieron 1000 animales en el zoo desde principios de 2012

MALTRATO ANIMAL

30/08/2018 – La Nación 

Lo reveló la Ciudad en la audiencia por la concesión de 21 recintos; son muchos más de los que se conocían; fuertes críticas.

Daiana Zunino

Tras las polémicas muertes de la rinoceronta Ruth y la jirafa Shaki en el exzoológico porteño, el gobierno de la ciudad reveló que durante los últimos seis años y medio el total de decesos en el predio asciende a 1001 animales. Si bien el número fue bajando a lo largo de los años, los fallecimientos son considerablemente más de los que se tenía conocimiento.
Por ejemplo, mientras en 2012 -cuando el manejo del zoo todavía estaba concesionado- murieron 152 animales, durante 2017-con el ecoparque ya estatizado- fallecieron 56. Y en lo que va de este año, perdieron la vida 26 ejemplares. Los datos oficiales muestran además que 2013 fue el período en el que ocurrió la mayor cantidad de decesos: 278.
Las cifras se difundieron ayer en la Legislatura porteña durante la audiencia pública en la que se debatió la posible concesión de 21 recintos del predio de Palermo. Allí, el responsable de la unidad de proyectos especiales Ecoparque, Gonzalo Pascual, intentó demostrar que las muertes recientes no son consecuencia de las obras encaradas por la Ciudad para la renovación del histórico espacio.
“Nos encontramos con un parque en pésimas condiciones edi- licias, con animales en avanzada edad y con un bienestar que dejaba mucho que desear. Modificamos absolutamente las áreas de bienestar y tenemos un equipo interdisciplinario, hemos realizado más de 40 obras de mejoras en recintos que estaban en muy mal estado y 35 que tienen que ver con el enriquecimiento”, explicó el funcionario.
“Nosotros sufrimos la muerte de los animales, nuestro equipo técnico tiene un compromiso profundo con los animales y con la fauna. La tasa de mortalidad ha disminuido desde que el Estado tomó el ecoparque [a mediados de 2016] y se hizo cargo del bienestar animal”, agregó.
Así respondió los reiterados cuestionamientos de entidades defensoras de los animales al proceso de reformas encarado en el predio de Palermo, mientras más de 800 ejemplares esperan aún ser liberados del cautiverio y relocalizados en lugares más parecidos a sus hábitats naturales.
Según los datos difundidos, durante la gestión estatal fallecieron 126 de los 1001 animales muertos.
El activista de SinZoo Andrei Chtcherbine afirmó ayer a la nación: “Estamos reclamando por las obras que se están llevando adelante dentro del ecoparque con todos los animales adentro; eso ha provocado la muerte de varios individuos, entre ellos la jirafa y la rinoceronta”. E insistió en que “toda la transformación se está desarrollando de una manera caótica e improvisada”.
“Queremos que el ecoparque sea un espacio para la conservación, la ciencia, la educación ambiental y libre de crueldad animal”, sentenció.
Durante la audiencia pública, los defensores de los animales encabezaron una movilización frente a la Legislatura y varios de ellos se encadenaron a sus paredes para exigir que la Ciudad tome medidas para que cesen los dece- sosy que el predio “no se convierta en un shopping”.
El proyecto debatido es una iniciativa del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que busca autorizar al Ejecutivo a concesionar hasta 21 edificios en diferentes etapas. La norma sostiene que los espacios que se entregarán a los privados para su explotación no podrán superar el 3% de la superficie total del predio, de 167.522,96 metros cuadrados.
Según fuentes oficiales, dentro de los primeros tres años se licitarán un máximo de seis edificios, que ya no albergan animales: el Pabellón de las Fieras (Felinera), las Caballerizas (Acuario), el Antiguo Aviario (Reptilario), la Casita Bagley, el Pabellón de Loros y la Confitería El Águila. El resto será concesionado en dos etapas posteriores, a partir de 2020 y a partir de 2022.
El monto de las concesiones se definirá en las ofertas de canon que se presenten por cada uno de los edificios. Sin embargo, dijeron las fuentes, el ecoparque pedirá una tasación oficial al Banco Ciudad.
El presidente de la Comisión Especial de Seguimiento del Proceso de Transformación del Zoológico en Ecoparque, el diputado porteño Marcelo Depierro (Mejor Ciudad), aclaró: “Se trata de lugares que están vacíos o que no se van a entregar mientras el animal siga ahí. Este proceso de transformación implica que muchos de los animales que están hoy sean trasladados, y los que por cuestiones de salud o de sociabilidad no puedan irse tampoco van a estar permanentemente en exposición”.
“La idea es reformar los recintos para que los animales puedan elegir cuándo quierenestar en un ambiente de privacidad y cuándo a la vista”, precisó. Según el legislador, “las concesiones van a ser sobre lugares puntuales y para ofertas gastronómicas o educativas-median- te convenios con universidades nacionales-, y para stands en los que las provincias puedan exponer su fauna autóctona”.