Clausuraron un centro de estética por “ejercicio ilegal de la medicina”

EJERCICIO ILEGAL DE LA MEDICINA

31/08/2018 Clarín –  Clarin.com – Mención Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo del Dr. Blas Matías Michienzi

EN PLENO CENTRO PORTEÑO

La Policía de la Ciudad clausuró un conocido centro de estética del centro porteño por “ejercicio ilegal de la medicina”. Todo comenzó con la denuncia de una clienta, que terminó con el allanamiento y la inhabilitación de Beauty Makers Lifestyle, un local ubicado en el primer piso de Cerrito 236, y que cuenta con varios famosos entre sus clientes.
A raíz de la denuncia, la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo de Blas Matías Michienzi, ordenó el allanamiento a la División Delitos contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad. Pidió que se corroborara si allí se realizaban prácticas médicas, cirugías plásticas y tratamientos estéticos, y si contaban con las habilitaciones y permisos emitidos por el Ministerio de Salud de la Nación.
Además de la Policía, participaron del procedimiento la Agencia Gubernamental y Control (AGC), la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Dirección General de Control Ambiental de la Ciudad. Entre todos constataron que en el lugar había consultorios donde se practicaba depilación definitiva y masajes.
“No cumplirían con el ordenamiento legal, poniendo en riesgo la salud de las personas. Además se realizaban prácticas invasivas para el cuerpo que eran ejecutadas por profesionales no matriculados o inscriptos en el Ministerio de Salud de la Nación”, explicaron desde la Policía.
“Se constató que la médica que estaba al frente del local, que era la que asesoraba en los tratamientos, es venezolana y no tiene el título habilitante de Argentina. Además, las otras personas que trabajaban allí manejando aparatos, tampoco estaban habilitadas, aseguraron a Clarín desde la División Delitos contra la Salud de la Policía.
En los papeles figuraba como director médico un señor mayor de 80 años que está retirado y ni va al lugar.
El local fue clausurado, ni siquiera tiene sus papeles definitivos sino que están en trámite”.
Desde la AGC explicaron que se pidió la habilitación del lugar en 2015 como “instituto de remodelación y adelgazamiento”. Que todavía no tiene la habilitación definitiva pero que “no es necesario” que la tenga “porque hay rubros que no necesitan inspección previa”.
El 14 de agosto último, inspectores de la AGC fueron hasta el lugar, pidieron los papeles de habilitación y uso de los aparatos de luz pulsada y láser, y no estaban.
El responsable del lugar quedó imputado por ejercer ilegítimamente la actividad. Clarín intentó contactarse con el centro de estética, pero no obtuvo respuestas.