Una familia, detrás de la inmobiliaria trucha que usurpaba viviendas

USURPACIÓN

18/09/2018 Clarín – Mención Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 39 ; Cuerpo de Investigaciones Judiciales ; Fiscalía General de la Ciudad 

EL SHEIK, DE MONSERRAT

Silvia Gómez

Su dueño está preso. Allanaron la casa de su hijo y detuvieron al cerrajero que abría los departamentos.
Mucho más que una inmobiliaria trucha que usurpaba viviendas para alquilar. La investigación en torno a “El Sheik Propiedades”, de Monserrat, es un caso que no deja de generar sorpresas. La Fiscalía General de la Ciudad llevó a cabo más allanamientos, y dio con un personaje clave en torno a una mafia relacionada con las usurpaciones: detuvo al cerrajero que abría los departamentos a ocupar.
Además, investigan al hijo y al resto de la familia del dueño.
Durante décadas, el abogado Jorge Alberto García Sale manejó su negocio familiar a través de un modus operandi: prestaba dinero a personas que debían expensas, por supuesto con altos intereses.
Cuando los deudores no podían pagar, les compraba las viviendas a precio vil. En muchos casos, los mismos habitantes terminaban alquilando el departamento que había sido suyo. Además, con datos que les pasaban algunos encargados o administradores, usurpaba viviendas vacías. Para hacer- lo, necesitaba a un cerrajero.
A fines del mes pasado, García Sale, de 72 años, fue detenido y quedó con prisión preventiva domiciliaria. Pero la Fiscalía realizó otros allanamientos, uno de ellos en el domicilio de uno de los hijos, que se llama igual que su padre. Encontraron documentación que podría estar relacionada con el caso: 80.000 pesos en efectivo, cuadernos con anotaciones sobre el cobro de alquileres, y juegos de llaves con identificación. En otro de los allanamientos se encontró un arma de fuego sin habilitación, y gran cantidad de herramientas, de las que se usan para abrir puertas.
“La investigación esta centrada en tres denuncias. Para nosotros está claro que investigamos una organización delictiva enorme. Operaban en torno a la vulnerabilidad de muchas familias que tienen miedo de denunciar”, explicó Rocío López Di Muro, a cargo de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 39.
Desde que comenzó la investigación, el equipo de la Fiscalía pudo acreditar que la familia García Sale tenía organizada la usurpación de viviendas, cobro de alquileres e incluso falsificación de firmas y apropiación de identidades. García Sale padre tiene denuncias por hacerse pasar por otra persona para participar de una sucesión. En la organización estaban quienes daban directivas y quienes recaudaban, además del trabajo que hacía el cerrajero. La Fiscalía tenía el dato del sitio en el que funcionaba “el grupo de choque” de la inmobiliaria: allí esperaban encontrar a quienes “apretaban” a las familias para que entregaran sus casas. Pero ese domicilio se encontraba vacío.
“Esta investigación excede el delito de usurpación y los que se pueden investigar desde el ámbito de la Ciudad.
Se trata de una auténtica asociación ilícita. Tardó mucho en salir a la luz porque las víctimas son familias muy vulnerables. Estamos trabajando para unificar todas las denuncias”, explicó López Di Muro.
Se estima que esta familia de falsos corredores inmobiliarios tiene unas 100 propiedades a su nombre.
Muchas en La Boca, edificios enteros que funcionan como inquilinatos, y donde decenas de familias viven en situaciones de precariedad. El año pasado uno de ellos se incendió y todas las familias quedaron en la calle.
Los procedimientos estuvieron a cargo del Cuerpo de Investigaciones Judiciales y la División Ciberdelitos de la Policía de la Ciudad. La Fiscalía tiene la sospecha de que esta inmobiliaria debe haber perjudicado a muchas más familias, por eso convoca a realizar las denuncias a través del 0800-333-47225 o al mail denuncias@fiscalias.gob.ar.

Escrachada. La inmobiliaria operaba desde hacía décadas en Venezuela al 1600. DIEGO WALDMANN