Tardaron dos años en detener a un hombre que abusaba y filmaba a los hijos de su pareja

PORNOGRAFÍA INFANTIL

27/09/2018 Clarin.com – Mención Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°30, especializada en Delitos informáticos ;  fiscal Celsa Ramírez ;  Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ)

Prisión preventiva

Mariana Iglesias

En 2016, desde Estados Unidos llegó una alerta a la Justicia argentina. Pero el proceso se demoró hasta hoy. En su computadora y su celular tenía cerca de 30 mil fotos y videos de los abusos. Los nenes tienen entre 9 y 11 años.

Policías de la Ciudad de Buenos Aires dedicados a la búsqueda de abusadores en redes sociales. Foto: Luciano Thieberger.
de Sociedad
COMENTARIOS
Dos años atrás, a través del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados de los Estados Unidos (National Center for Missing & Exploited Children) llegó un alerta a la justicia argentina: un punto en el barrio porteño de Balvanera aparecía distribuyendo pornografía infantil. Así comenzó una larga investigación que pasó por una fiscalía y diversos juzgados de la ciudad y la provincia de Buenos Aires y que culminó este jueves con un brasileño preso acusado de abuso sexual agravado y corrupción de menores.
A los meses de recibir el alerta, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) le dio -en abril de 2017- intervención a la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°30, especializada en Delitos informáticos, que en mayo de este año logró descifrar el usuario y llegar a la dirección de Balvanera , Entonces la fiscal Celsa Ramírez ordenó un allanamiento.
Se comprobó que era un departamento y que allí vivía una mujer de 31 años con dos hijas y sus dos hijos. El domicilio era compartido también por la pareja de la mujer, un varón de 29 años, de ciudadanía brasileña que cursaba cuarto año de la Facultad de Medicina en una institución privada de la Ciudad de Buenos Aires, la Fundación Barceló.
En ese primer allanamiento se secuestraron computadoras y celulares, además de ropas de la pareja y los niños. El CIJ de la Fiscalía de la Ciudad peritó los aparatos y comprobó que había filmaciones de producción casera, donde se veía al brasileño abusando sexualmente de niños.
“Viendo el material, era muchísimo, casi 30 mil fotos y videos, se vio que aparecía este hombre abusando de los hijos de su pareja”, cuenta a Clarín la fiscal Ramírez. Al volver al departamento de Balvanera, la Justicia comprobó que estaba vacío, se habían ido todos. Vecinos contaron que la mujer tenía familiares en San Martín.
Cruzando datos se supo también que había una denuncia contra este hombre en una comisaría de la Ciudad, la séptima. La denunciante fue una psicóloga. Es que el brasileño, en su terapia semanal, le había contado a la profesional que abusaba sexualmente de niños. La psicóloga lo denunció de inmediato.
El Juzgado Criminal y Correccional 33 declinó entonces la competencia por territorio, y lo mismo hizo el Juzgado de Garantías N° 3 de San Martín, pero por falta de pruebas. Esa disputa o rechazo de competencias llegó a la Corte Suprema de la Nación, que deberá investigar el asunto.
Tras dar con la dirección de San Martín donde se había mudado la familia (la casa de los padres de la mujer), la fiscal solicitó a la jueza Patricia Larrocca, a cargo del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 12, el allanamiento de la vivienda, que resultó ser una casilla precaria en una zona humilde de San Martín.
El allanamiento fue el martes 25, por la mañana. Participaron dos brigadas de la delegación San Martin: un grupo del GEOF y un grupo de contención de la Policía Federal Argentina. El hombre fue detenido. La mujer fue llevada a la fiscalía, donde le contaron lo que sucedía con su pareja: había sido detenido por abusar de sus hijos y comercializar pornografía que producía él mismo tras los abusos. La mujer aseguró desconocer que su pareja hiciera todo eso y dio el aval para que siguiera adelante la causa.
Se lo acusa de los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores, que tiene una pena no excarcelable de entre 8 y de 20 años de prisión. Y además, de producir y distribuir pornografía infantil. La prisión preventiva fue ordenada por la jueza Larroca, que concedió la incompetencia de la Fiscalía, y transfirió el caso a un juzgado Criminal y Correccional.
Los nenes abusados son varones entre 9 y 11 años. Están viviendo con su mamá y sus abuelos maternos, y están siendo acompañados en este proceso por la Asesoría Tutelar Penal Contravencional y de Faltas N°2. El asesor tutelar Rodrigo Dellutri, al ver los materiales confiscados también había pedido la prisión preventiva de este hombre que no trabajaba. Sus estudios eran pagados por sus padres desde Brasil. Quien sí trabaja es la mamá de los pequeños, por las noches, cuidando ancianos en un geriátrico. Sería entonces que este varón aprovechaba para abusar de los niños. La Justicia investiga también si en las imágenes aparecen otros niños abusados.
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.