Los denominados “caza-Uber” quemaron cinco automóviles

CAZA UBER

28/09/2018 La Nación

Al menos cinco automóviles fueron quemados ayer en forma intencional, en tres ataques vinculados presuntamente con los denominados “caza-Uber”, ocurridos en los barrios porteños de Flores, Almagro y Villa Crespo.


En Don Bosco y Virrey Liniers fue incendiado alrededor de las 6.30 un vehículo sedán blanco, al cual le pintaron la leyenda Uber, en referencia al sistema de transporte que no tiene autorización para operar en el aérea metropolitana. El automóvil pertenece a una mujer de nacionalidad venezolana que trabaja para la aplicación legal de remises Cabify, según contó ante la prensa.
Otro de los ataques fue perpetrado en la intersección de Don Bosco y Virrey Liniers, poco después de las 6.30. En tanto, un hombre llamado Román, dueño de un auto que fue quemado en Aranguren y Artigas, en Flores, aseguró que trabaja como remisero en forma legal -incluso su vehículo tenía una oblea identificatoria-, y que está “en contra de Uber, porque quita trabajo”.
“Tengo una oblea de remís hace siete años. Trabajo para una agencia habilitada. Ahora me sacaron la herramienta de trabajo”, dijo en declaraciones periodísticas consignadas por la agencia NA. “Me levanté y me encontré con los bomberos apagando el incendio de mi auto. Yo no tengo ninguna aplicación. Lamentablemente me tocó a mí”, dijo.