El duro relato del portero que sobrevivió a la tragedia en el ex hotel Las Naciones

INCENDIO

10/02/2019 – Perfil – Mención Fiscalía N° 15, a cargo de Federico Tropea.

Oscar Olmedo rescató a varios vecinos e intentó contener el fuego que arrasó con el quinto piso.

Claudio Corsalini

“Con la mujer policía que murió fuimos los primeros en llegar”, recordó.

“Usé seis matafuegos y ninguno falló. Apagué el fuego con los extinguidores de incendio que había en el edificio. Fui uno de los primeros en llegar al quinto piso, junto a la mujer policía que luego falleció”, asegura de manera contundente Oscar Olmedo, el intendente del edificio Las Naciones que se incendió hace diez días. “Los sensores de humo y las alarmas de incendio se activaron correctamente. Los matafuegos estaban cargados. No entiendo porqué se habló de fallas en los sistemas de seguridad de la torre”, agrega sin ocultar su enojo.

El viernes 1º de febrero pasado, a eso de las 16, se desató un voraz incendio en el palier de esa planta del inmueble ubicado en la avenida Corrientes al 800, a pocos metros del Obelisco, y provocó la muerte de cinco personas. Más de cien tuvieron que ser atendidas en los diferentes hospitales públicos de la Ciudad debido a la inhalación de humo o gases tóxicos.

Durante la charla con PERFIL, Olmedo, que realizó diferentes cursos contra incendios en la Armada Argentina, recordó que en el momento de iniciarse el fuego, “entre las 15.50 y 16.10 aproximadamente”, estaba reunido con el encargado de la sala de máquinas y un plomero.

“Apenas oímos las alarmas y descubrimos dónde era el siniestro corrimos de inmediato.

Tomamos los matafuegos y empezamos a combatir las llamas. Ayudamos a sacar a los vecinos que estaban en sus departamentos. Lo peor fue cuando abrimos una puerta para sacar a una chica que luego falleció”, recordó. Se trataba de Julieta Greco, de 23 años, que vivía con su familia en uno de los departamentos de ese piso.

“La central de incendios que tenemos es nueva. Detectó el humo y se activaron las alarmas.

Todo estaba en orden; de lo contrario la Agencia Gubernamental de Control (AGC) hubiese clausurado todo el edificio”, señaló Olmedo en su oficina de la planta baja del inmueble construido en 1981. “Los planos de evacuación y las salidas de emergencia están en todas las paredes”, explicó.

Más allá de su rápida reacción, Olmedo tuvo que ser asistido con oxígeno en el Hospital Penna debido a la inhalación de humo. “Una vez repuesto, volví a buscar mi auto que estaba en el subsuelo de la torre. Solo tuve una quemadura mínima en el brazo”, apuntó.

Además de la joven bahiense que falleció el último miércoles en el Hospital Argerich, en el incendio perdieron la vida Roxana Trochel, la agente de la Policía de la Ciudad que cumplía adicionales en la zona ese día; Lidia Andrade, oriunda de Santa Cruz y que desde ese fatídico día se alojaba en el ex hotel para celebrar su cumpleaños el sábado 2; Juan Martínez, guardia de seguridad del edificio que hacía poco menos de un mes trabajaba en el lugar, y un hombre del que no se conocen los datos por pedido de su familia.

Salvo Greco, todas las víctimas murieron en esa planta por lo que el quinto piso está actualmente clausurado, lo mismo que los ascensores y la sala de máquinas.

A pesar de que todavía no se conocen las causas que generaron el fuego, con el correr de los días tomó fuerza el rumor de que el incendio habría sido intencional.

Según pudo averiguar PERFIL, un testigo habría declarado en la causa que “ese día vio a una persona tirar un líquido sobre las alfombras del palier”. “No sé lo que realmente pasó, y no puedo asegurar cuáles fueron los motivos del siniestro porque no soy perito”, aseguró Olmedo durante la entrevista realizada en su oficina de Corrientes y Esmeralda.

Cómo sigue la causa judicial

Por el momento la causa está caratulada como “incendio seguido de muerte”, contemplado en el artículo 186 y siguientes del Código Penal. Sin embargo, de confirmarse la intencionalidad del hecho cambiaría a “incendio doloso seguido de muerte”.

Desde la Fiscalía N° 15, a cargo de Federico Tropea, adelantaron que “se dispuso la pericia por parte del cuerpo de Bomberos de la Ciudad, el secuestro y análisis de filmaciones de las cámaras de seguridad del hall de entrada, de la central de alarma de incendios y del sistema de acreditación para ingresar al edificio”. El objetivo es averiguar quiénes se encontraban en el inmueble durante el hecho. Esa dependencia judicial, además, y mientras se están recibiendo declaraciones testimoniales, solicitó el listado de las personas trasladadas a los hospitales porteños, sus historias clínicas y se realizaron las autopsias de las cinco víctimas fatales.

Mientras tanto, se llevó adelante una inspección general del edificio de parte de bomberos y se libró una orden de presentación respecto del consorcio a fin de que aporte documentación relacionada.

Se estima que esta semana toda la documentación estará lista para ser incorporada a la causa.