El taxista del “relato salvaje” ya no podrá manejar 

DAÑOS – LESIONES

21/04/2019 Clarin.com – Mención Justicia porteña

Tránsito


Claudio Daniel Rímolo, el taxista que agredió a otro conductor durante una discusión de tránsito.

de Clarín
COMENTARIOS
Claudio Daniel Rímolo , el taxista del “relato salvaje” en Villa Urquiza, ya no puede hacer uso de su licencia profesional. En el Boletín Oficial, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte oficializó la quita del permiso. Lo hizo en forma preventiva hasta tanto la Justicia se expida en la causa en lo que lo procesaron por daños y lesiones.
La decisión gubernamental había sido difundida al trascender el video en el que Rímolo se pelea con otro conductor, pero el Ministerio no le había dado carácter formal. Ahora en la resolución, además de retirarle la licencia profesional, también le sacaron el permiso que lo habilitaba a manejar taxis .
Recibir newsletter
Rímolo está con prisión domiciliaria . La Justicia porteña así lo determinó el 9 de abril, luego de considerar los antecedentes penales que el chofer tiene por robo y resistencia a la autoridad. Antes de conducir el Volkswagen Voyage con el que se vio implicado en una pelea en Villa Urquiza, Rímolo acumulaba 15 años de antecedentes.
La causas judiciales en las que estuvo involucrado en el ámbito porteño son robo cometido con armas en 2004, tentativa de robo simple en 2009 y tentativa de hurto en 2011.
Rímolo entró a la fiscalía a los empujones. Los periodistas lo esperaban en la vereda. Foto: Federico Imas
También suma otras, aunque sin condena firme, en la Provincia. En mayo de 2008 fue acusado de robo en Lomas de Zamora. En junio de 2007 de resistencia a la autoridad, que se repitió en noviembre de 2010. El último proceso registrado, según información oficial, es de abril de 2014 por robo agravado por el empleo de armas y resistencia a la autoridad.
Fuentes judiciales informaron que se decidió ponerle una tobillera electrónica y darle prisión domiciliaria en virtud del estado de salud de su esposa, quien necesitaría la presencia del hombre en el hogar. En ese sentido, Martín Castillo, el abogado de Rímolo, dijo que la mujer “tiene arritmia y problemas cardíacos”.
Ahora, y según publicado en el Boletín Oficial, Rímolo tiene hasta cinco días hábiles para devolver su tarjeta de conductor. Mientras tanto, sigue acusado de lesiones leves y daños. El propio fiscal estimó una pena de dos años de comprobarse las imputaciones. En diálogo con Radio La Red, especificó: “Los dos delitos tienen una pena máxima de un año con lo cual si acreditamos dos hechos distintos podrían sumarse ambas penas”. De todos modos, aclaró se trata de un delito excarcelable y que podría solucionarse a través de la mediación de las partes.