Prometea y la inteligencia artificial aplicada a la Justicia

CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

16/05/2019 – mdzol.com – Mención Fiscal General Adjunto en lo Contencioso Administrativo y Tributario ante el Tribunal Superior de Justicia porteño, Fiscal General Adjunto en lo Contencioso Administrativo y Tributario ante ministerio publico fiscal porteño.

El Fiscal General Adjunto de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Gustavo Corvalán, participó de la columna de Gabriel Conte en “Otra Manera”, por MDZ Radio y contó cómo funciona Prometea, el sistema de Inteligencia Artificial que usa la justicia porteña y que tendrá un plan piloto en Mendoza. Escuchá el podcast.

Juan Gustavo Corvalán es “un perro verde” dentro de la Justicia porteña. Él mismo se calificó así en su diálogo con MDZ Radio , durante la columna de Gabriel Conte en el programa “Otra Manera” , este jueves. Es que es el codirector del Laboratorio de Inteligencia de la UBA y responsable de Prometea, el sistema que aplica la IA en la Justicia. Un detalle: es, además, el Fiscal General Adjunto en lo Contencioso Administrativo y Tributario ante el Tribunal Superior de Justicia porteño.

“Nos miran raro, sí”, admitió, aunque señaló que “la gente se está acostumbrando a hablar con los celulares, de preguntarle a Siri. Pero últimamente hay una tendencia a la armonía, a trabajar con máquinas y no temer que eso nos deje sin empleo. En 2017, cuando lanzamos la idea, solo pensar que una máquina podía lanzar una sentencia generaba otra cosa”, consideró Corvalán.

Con respecto a los abogados y su predisposición hacia la Inteligencia Artificial, sostuvo que “muchas veces la gente lo asocia con Terminator, pero muchas veces no nos damos cuenta de que ya estamos en un tránsito en donde las computadoras nos ayudan. Usamos las computadoras, las redes sociales; hay algoritmos por todos lados.

Para las organizaciones burocráticas usarla es clave porque se basan en el copy paste y en trasladar siempre los mismos datos. Entonces los sistemas inteligentes ayudan a controlar solo el traspaso de datos que siempre son iguales. Por ejemplo, en los juzgados ejecutivos de Mendoza tienen que trasladar 900 boletas que entre todas tienen 3.300 datos. Una persona tarda 13 horas en contestar la boleta y Prometea lo hace en 5 minutos.

Solo es chequear datos y no es interpretar nada jurídicamente. Mucha justicia civil y comercial, e incluso, mucho de la administración pública, pueden utilizar el sistema que clasifica automáticamente los pedidos”.
Corvalán consideró que “es una oportunidad única en que se puede transformar la burocracia estatal”.

En Mendoza, Corvalán y el sistema Prometea firmaron un convenio para aplicar en Mendoza el sistema en algunas instancias judiciales.