Prisión preventiva para un joven por acosar a una menor por Internet

GROOMING

23/07/2019 – Clarín – Mención Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 12 de la Ciudad, a cargo de Daniela Dupuy, Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal porteño.

Se había contactado por una red social con una nena de 13 años y le insistía para que se encontraran. 

Un joven de 23 años fue detenido y puesto en prisión preventiva por el presunto delito de acosar a una menor, de 13 años, a través de redes sociales.

Según el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, todo comenzó el mes pasado, cuando una chica le contó a su mamá que un adulto la contactaba a través de Instagram, entablaba conversaciones de índole erótica y la pedía que le mandara fotos desnuda.

El acosador también la instigaba a encontrarse por la mañana en las inmediaciones de Malabia y Corrientes, en Villa Crespo.

Efectuada la denuncia en una comisaría de la Ciudad, la Fiscalía tomó intervención inmediata y logró individualizar al autor y a las víctimas.

El detenido vive solo en Villa Urquiza, en la casa de un abuelo que reside en el exterior.

Durante el allanamiento, la Policía pudo rastrear las imágenes y videos que lo comprometían.

También se pudo probar que, mediante la cuenta de Instagram desde la que había contactado a la víctima, entró en contacto con varias nenas menores de 13 años, repitiendo conductas de groomer.

El joven se preso a la espera de que el caso sea elevado a juicio oral. Las condenas por este delito alcanzan los cuatro años de cárcel. El caso es investigado por la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 12 de la Ciudad, a cargo de Daniela Dupuy, junto al Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal porteño.

El grooming está muy extendido en redes sociales, pero, paradójicamente, es poco conocido por los adultos.

El año pasado, un estudio de la ONG Grooming Argentina señaló que el 39% de las 2.000 personas que participaron de la encuesta no sabía qué era.

La ONG Argentina Cibersegura define al grooming como “la acción que un adulto emprende deliberadamente con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, creando una conexión emocional que le permita disminuir sus inhibiciones y abusar sexualmente de él”.

En el país, la ley 26.904 contra el grooming o ciberacoso, creada en noviembre de 2013, se incluyó en el artículo 131 del Código Penal, y establece una sanción de 6 meses a 4 años de prisión. Sin embargo, el proyecto del nuevo Código Penal agrava las penas.

“Se incrementó la escala llevando el máximo de la pena de cuatro a cinco años, siempre que el hecho no sea un delito con una pena más grave, como un abuso sexual con acceso carnal”, expresó Ramiro García Rivera, asesor de la Subsecretaría de Justicia y Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Nación.