Clausuran farmacia que vendía medicamentos a menores sin las correspondientes recetas

EJERCICIO ILEGÍTIMO 

13/08/2019 – Buenosairesinforma.com – Mención Unidad Fiscal especializada en Materia Ambiental, a cargo del Dr. Matías Michienzi.

Intervino el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -MPFCABA- informó que se clausuró una farmacia que vendía medicamentos a menores sin las correspondientes recetas .Desde el MPFCABA señalaron que el establecimiento clausurado esta ubicado en la calle Olavarría al 800 en el Barrio de La Boca yque durante el operativo de detuvo a un hombre de aproximadamente 50 años de edad.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) logró la clausura de una farmacia en la calle Olavarría al 800 en el Barrio de La Boca. Allí se vendían ilegalmente distintos medicamentos que, por sus características y poder farmacológico, debían comercializarse con receta médica. En algunos casos, los medicamentos se vendieron a menores de edad que luego de su consumo fueron hospitalizados.

El titular de la UFEMA, Matías Michienzi, y el equipo a su cargo, tomaron rápida intervención ante la denuncia efectuada por el Consejo del Niño, Niñas y Adolescentes de la CABA, y tras la investigación se comprobó la metodología ilegal de venta de medicamentos, y también se pudo determinar que en 2018 se le había retirado al establecimiento la autorización del Ministerio de Salud de La Nación para funcionar como farmacia.Como resultado de los primeros hallazgos de la División Delitos Contra La Salud de la Policía de la Ciudad, el Dr. Michienzi solicitó la orden de allanamiento del establecimiento en infracción, siendo otorgada por la titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas n°20 de esta Ciudad, la Dra. María Luisa Escrich, y concretado el lunes 12 de agosto exitosamente.

Se logró corroborar en flagrancia la venta ilegal de medicamentos cuya venta debe ser con la correspondiente receta médica firmada por el profesional médico matriculado, y se detuvo a un sujeto de unos 40 años de edad quien, conforme a la actuación policial y de los inspectores, efectuó la venta ilegal del medicamento. Ante ello, el fiscal Michienzi dispuso su imputación «prima facie» por el delito previsto en el articulo 204 del Código Penal. Y al mismo tiempo, extendió la imputación a la responsable del establecimiento, quien también es la titular de la habilitación y de la licencia caducada por la autoridad sanitaria.

Finalmente, el fiscal Michienzi ordenó la clausura judicial del predio. También dispuso el secuestro de unos dos mil blísteres de medicamentos, dinero en efectivo proveniente de la venta ilegal de medicamentos, variada documentación y soportes digitales, con el fin de indagar sobre otros posibles ilícitos, y también individualizar a los damnificados por la ingesta de los medicamentos comercializados en forma ilícita.Por otra parte, el Ministerio de Salud pudo determinar que parte de los medicamentos secuestrados se encontraban vencidos, y por lo tanto no aptos para el consumo humano.