Alegatos en juicio por jurados por femicidio

JUICIO POR JURADOS 

15/08/2019 – Diario Popular 

El fiscal que interviene en el juicio por jurados que se desarrolla en la ciudad de Mar del Plata por el crimen de Nancy Segura, ocurrido en junio de 2017, pidió que el ex novio de la víctima sea condenado por el delito de femicidio, que prevé una pena de prisión perpetua.

Durante los alegatos finales del juicio que comenzó el lunes último, el fiscal Femando Castro sostuvo la acusación para Pedro Rafael Ingiera (de 27 años) por el delito de “homi cidio doblemente agravado por el vínculo y por sen de una mujer cometido por un hombre mediando violencia de género”.

Tanto en la instrucción del caso, como durante las tres jornadas del debate, “quedó acreditado” que la noche del 19 de junio 2017, el imputado atacó con un cuchillo de cocina a Nancy Segura (27), con quien convivía en una casa de Playa Serena.

En tal sentido, recordó que la mujer, con quien el acusado tenía una hija, sufrió una herida en el tórax y falleció pocas horas después en el Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata. “Ingiera mató a sabiendas, a su mujer”, dijo el fiscal y agrégó que “es imposible” que la “herida mortal” que presentaba se hubiera producido “accidentalmente” en medio de un forcejeo, tal como sostuvo el imputado durante su declaración en el juicio.

La acusación prevé una pena de prisión perpetua, para ló que será necesario un fallo unánime de los 12 integrantes del jurado que intervienen en el caso, el primero de un femicidio consumado que se resuelve bajo esta modalidad en Mar del Plata.

En forma subsidiaria, Castro su- mó la acusación por “tentativa de homicidio doblemente agravado”, que prevé una pena de 10 a 15 años, y para lo que es necesario que al menos 8 de los 12 jurados consideren culpable a Ingiera.

El fiscal, propuso esta variante ante la posibilidad de que el tribunal popular entienda que el cuchillazo sufrido por la mujer no tenía la entidad suficiente como para provocarle la muerte, pero sin dudar de su intención final de matarla.

Por su parte, el defensor de Ingiera, Eduardo Toscano, señaló durante su alegato que el fallecimiento de Segura no era atribuible a la herida señalada, “causada accidentalmente” y dijo, además, que el fiscal Castro, tuvo “animosidad” contra el acusado y que “se lo ha demonizado”, por lo que señaló que debería ser absuelto.

Toscano planteó de idanera subsidiaria que, en caso de que el jurado considere culpable al imputado, los deütos apücables deberían ser “lesiones- culposas” u “homicidio culposo”.

El Jurado Popular tendrá también como opción considerar la culpabilidad del imputado respecto del delito de “homicidio agravado por el vínculo, pero con circunstancias extraordinarias de atenuación”, a partir de un planteo del defensor.

Tras finalizar los alegatos de ambas partes, Ingiera dijo en sus últimas palabras antes del veredicto que lo que* sucedió “ese día fue una desgracia”